was successfully added to your cart.

Cart

Destacando a un Defensor del Océano: Diego Jiménez

Hola a todos, me llamo Diego y soy un voluntario para Turtle Island Restoration Network (TIRN).

La primera vez que adquirí un profundo entusiasmo por la conservación fue después de nadar con delfines en un resort durante unas vacaciones en México. Estar en el agua e interactuar con criaturas no-humanas tan inteligentes me cambió la vida al punto de que al regresar a casa empecé a leer bastante acerca de la interacción entre delfines y humanos y descubrí que el origen de estos shows y encuentros con animales tiene un lado oscuro: la crueldad, separación de vainas, captura e incluso matanza de delfines.

Esto me llevó a querer aprender más acerca de las dificultades que enfrentan los animales marinos que muchas veces pasan desapercibidas para el público en general.

DiegoTIRNOceanChampion

Como consecuencia, un año después, tomé un viaje como voluntario en un proyecto de tortugas marinas laúd en Costa Rica. Una de las tareas del proyecto era patrullar la playa de noche en busca de huevos que pudiéramos llevar al vivero para protegerlos de hueveros y depredadores. Durante uno de los patrullajes, mientras me encontraba acostado boca-abajo en la arena recolectando los huevos de una tortuga laúd de 1.6 metros de largo que caían en frente de mí me di cuenta que no había otra cosa en el mundo que preferiría hacer.

Este fue uno de los momentos que me abrió los ojos a la necesidad de proteger a las especies marinas como las tortugas. Sin embargo, viviendo en una ciudad grande del medio oeste Americano alejada del océano, al principio pensé que participar más de lleno sería una tarea difícil.

No obstante, durante el viaje en Costa Rica me ofrecí como intérprete bilingüe entre los biólogos, coordinadores de programa y voluntarios que no hablaban español y los lugareños. Por esta razón, la bióloga a cargo de la expedición me aconsejó buscar organizaciones como TIRN y ofrecer ayuda con tareas administrativas o, siendo bilingüe, ayudar con traducción e interpretación ya que estuviera de vuelta en los EEUU. A día de hoy, llevo 2 años como voluntario para TIRN. También soy voluntario en el Acuario Shedd de Chicago, me certifiqué como buzo y estoy sacando una maestría en Biología.

Mi trabajo con TIRN consiste en traducir documentos como reportes, estudios, comunicados de prensa, memos (y hasta en una ocasión un itinerario de viaje y perfil de un país) como sea necesario de Español a Inglés o viceversa. Es prácticamente un ejercicio de no sólo traducir documentos sino también asegurarse de que el mensaje sea comunicado correcta y claramente.

También hay peculiaridades; a veces es difícil encontrar la palabra genérica para algunos términos así que un diccionario, Google, y nombres científicos ayudan bastante (Por ejemplo, casi cada país tiene un nombre diferente para identificar a las tortugas laúd). Pero también es por eso que he aprendido mucho y por eso estoy muy agradecido.

Aunque vivo en Chicago, hago todo lo que puedo para no permitir que la distancia me impida participar en esfuerzos para la protección de especies marinas o iniciativas de conservación en general como las que lidera TIRN. Sinceramente creo que no importa como particípes, ya sea haciendo investigaciones científicas, traduciendo documentos, o manteniéndote informado a través del blog de TIRN, lo importante es participar e involucrarse, tomar algún tipo de acción que al final tendrá un efecto positivo para la causa mayor.

No hay duda que la conservación es un aspecto complicado de nuestra sociedad entrelazado con economía, política, salud, cultura y ocio; y por esta razón solamente puede tener éxito con la ayuda de individuales de distintos conocimientos y habilidades trabajando hacia la misma meta: Proteger a aquellos que no tienen voz y asegurarse de la continua relación sostenible entre la gente y el medio ambiente.

Mi fuente de inspiración es la esperanza de que en un futuro no muy lejano industrias de todo tipo mantendrán a la conservación y sostenibilidad como una prioridad ya que nuestro futuro como sociedad verdaderamente depende de ello. También me inspira la gran oportunidad que enfrenta mi generación: Hemos disfrutado décadas de uso excesivo despreocupado de recursos naturales y ahora tenemos la oportunidad de aprender de ello, educar a otros, romper malos hábitos, y hacer una transición hacia una sociedad sostenible.

Pero la motivación no tiene que ser tan complicada o abstracta. Me gustaría invitar a cualquiera que lea esto a encontrar un punto de inspiración simple que los motive a aprender más acerca de la conservación y actuar.

  • Por ejemplo, si disfrutas las vacaciones cerca del mar podrías participar en limpiezas de playa.
  • Si buceas o haces snorkel probablemente entiendes la importancia y belleza de un ecosistema marino balanceado así que informa de esto a los demás cuando compartas fotos o experiencias.
  • Si escribes bien podrías escribirle una carta a algun oficial o diputado delineando el riesgo que las explosiones sísmicas causan a los delfines y ballenas.
  • Si trabajas en ventas, eres madre soltera, un padre de casa, dueño de negocio, etc., y tienes muy poco tiempo libre entonces puedes tomar pasos pequeños como seguir cuentas pro-conservación en los medios sociales o volverte un consumidor informado!
  • Saber qué tipo de mariscos y pescado comprar y qué tipo de productos caseros usar puede tener un impacto inmenso.

Por último, quisiera recomendar el libro Ishmael: An Adventure of the Mind and Spirit. Gracias por leer!